martes, 6 de diciembre de 2016

Del amor y respeto que debemos tener a nuestros sacerdotes



…Después de esto, el Señor me dio, y me sigue dando, una fe tan grande en LOS SACERDOTES QUE VIVEN SEGÚN LA NORMA DE LA SANTA IGLESIA ROMANA, por su ordenación, que, si me viese perseguido, quiero recurrir a ellos. Y si tuviese tanta sabiduría como la que tuvo Salomón, y me encontrase con algunos pobrecillos sacerdotes de este siglo, en las parroquias en la que habitan, no quiero predicar al margen de su voluntad. Y A ESTOS SACERDOTES Y A TODOS LOS OTROS, QUIERO TEMER, AMAR, Y HONRAR COMO A SEÑORES MÍOS. Y NO QUIERO ADVERTIR PECADO EN ELLOS, porque miro en ellos AL HIJO DE DIOS y son mis señores. Y lo hago por este motivo: PORQUE EN ESTE SIGLO NADA VEO CORPORALMENTE DEL MISMO ALTÍSIMO HIJO DE DIOS SI NO SU SANTÍSIMO CUERPO Y SANTÍSIMA SANGRE QUE ELLOS RECIBEN Y SÓLO ELLOS ADMINISTRAN A OTROS…
TOMADO DEL TESTAMENTO DE “SAN FRANCISCO DE ASÍS”
NOTA DE NICKY PÍO: Hace mucho tiempo hablando con un ya fallecido sacerdote franciscano, este me contaba: Que se sabía que  San Francisco corregía al clero, pero lo hacía en privado, y de cuanto dijo de estas correcciones ni una sola palabra quedo escrito. Hasta aquí lo que mecontó este sacerdote.
Por este motivo quiero rezar por los sacerdotes y sus debilidades, antes que criticarlos. No tengo la autoridad moral para hacerlo. Y debemos aprender claramente algo muy importante, una cosa es criticar (sobre todo hablar mal del ausente)  y otra corregir (en forma personal). Para corregir, debemos tener una gran caridad, que era claro en los santos. Pues ellos sobre todo deseaban la conversión del pecador y la salvación de su alma. POR QUE HAGA LO QUE HAGA, DIGA LO QUE DIGA, SI NO TENGO CARIDAD, DE NADA SIRVE. Ya saben ese pasaje de las sagradas escrituras…

Tomado de:
http://adelantelafe.com/

martes, 28 de junio de 2016

SAN ANTONIO DE PADUA Y EL PAN DE LOS POBRES


 San Antonio de Padua, aparte de gran santo, también fue un gran taumaturgo; de hecho sus milagros se cuentan por centenares. Después de su muerte se recopilaron cincuenta y tres milagros auténticos para su canonización, que fueron leídos ante el Papa Gregorio IX, quien lo canonizó antes del año de su muerte. 

          Los datos más seguros sobre su vida los tenemos en un contemporáneo suyo, religioso franciscano como él, que permaneció en el anonimato y que lo conoció y pudo realizar averiguaciones entre los que lo conocieron y recibieron los milagros, maravillosamente documentados.

          Fue San Antonio un gran teólogo y escriturista, que conocía a San Agustín a la perfección, pues antes de ser franciscano había sido canónigo regular de San Agustín. Pero quedó entusiasmado con el espíritu evangélico de los primeros franciscanos que llegaron a Coímbra, en Portugal, donde él residía. Quiso ser mártir y pidió ir a Marruecos. Sin embargo, una enfermedad le impidió predicar y llegó a Italia, donde pudo conocer a San Francisco, quien, al conocer que era docto, le encargó de la predicación y de la enseñanza teológica a sus hermanos religiosos. 

          Luchó con entereza contra los herejes de su tiempo para convencerlos con su predicación y milagros de las Verdades de la Fe Católica. El Papa Pío XII lo nombró Doctor de la Iglesia el 16 de Enero de 1946, mediante la Carta Apostólica "Exulta, Lusitania felix".



EL PAN DE LOS POBRES

          Tiene su origen en uno de los muchos prodigios atribuidos a San Antonio de Padua. Un niño, dejado sólo cerca de un recipiente lleno de agua, cayó dentro y se ahogó. La madre, desesperada, recurrió a su fe al Santo e hizo el voto de dar a los pobres tanto trigo como pesaba su hijito, si el niño resucitaba (cf. Rigauld, Vita, cap. X, 3). Y así fue. Nació entonces la devoción llamada "pondus pueri", el peso del niño, con fines benéficos.

           Los padres prometían a San Antonio tanto pan como el peso de sus chiquillos, para que los protegiera de las epidemias y de otros males. La pía práctica, disminuyó en la edad media y después desapareció.

           Sólo hacia finales del siglo XIX renació, por mérito principalmente de don Antonio Locatelli, difundiéndose en todo el mundo, hasta el punto de que en muchas iglesias, junto a la imagen o estatua de San Antonio, se encuentra la cajita con el letrero: "Pan de San Antonio".



Tomado de:

http://sicutoves.blogspot.mx/2013/06/san-antonio-de-padua-y-el-pan-de-los.html



sábado, 18 de junio de 2016

La Escritura obliga, y provoca el odio de los mundanos


La verdad engendra odio; por ésto algunos, para no incurrir en el odio de los oyentes, velan la boca con el manto del silencio. Si predicaran la verdad, como la verdad misma lo exige y como abiertamente la divina Escritura obliga, incurrirían en el odio de las personas mundanas, que acabarían por excluirlos de sus entornos. Pero como caminan según la mentalidad de los hombres de mundo, temen de escandalizarlos; siendo que nunca se debe hacer menos a la verdad, ni siquiera a costa del escándalo”
San Antonio de Padua, Sermones
[Traducido por M.M. Artículo original.]

Escrito por Adelante la Fe

Tomado de:
adelantelafe.com

domingo, 27 de marzo de 2016

Felices Pascuas de Resurrección


¡Cristo ha resucitado verdaderamente!¡Aleluya!



Dícele Jesús: ¡María! Volvióse ella, y le dijo: ¡Rabboni! (que quiere decir Maestro).
Dícele Jesús: No me toques, pues no he subido todavía al Padre;

¡El blog Espíritu Franciscano les desea Felices Pascuas de Resurrección!

domingo, 4 de octubre de 2015

San Francisco de Asís, Confesor

San Francisco, nacido en Asís, Umbría, fue suscitado por Dios para trabajar con Sto. Domingo1 en el resurgimiento moral del mundo, precisamente en una época de las más borrascosas.
«Cuanto este insensato sublime, dice el Conde de Montalembert, más se ocultaba y rebajaba para hacerse digno, con la humildad y el desprecio de los hombres, de ser vaso del divino amor, tanto más, por un efecto maravilloso de la gracia, corrían los hombres en pos de él.»  Francisco tuvo pronto discípulos, que se redujeron a la más estrecha pobreza, compartiendo su ardor en la conversión de los pueblos. «Hermanos míos, les decía, prediquemos penitencia más con nuestros ejemplos que con nuestras palabras.» Dióles después una Regla, que mereció la aprobación de Inocencio III en 1210.  Al año siguiente cediéronle los Benedictinos la iglesita de Nra. Sra. de los Ángeles, llamada Porciúncula2, cuna que fué de su Orden.  Esta nueva familia religiosa con que enriqueció la Iglesia, multiplicóse con tal rapidez que a los diez años contaba ya hasta cinco mil hermanos en el Capítulo general, celebrado en Asís3.

La Porciúncula
Queriendo S. Francisco que se considerasen como los más pequeños entre los religiosos, dióles el nombre de Frailes Menores.  Él mismo no pasó en toda su vida de simple diácono. Al lado de esta Orden, fundó otra que es la de las «damas pobres o Clarisas, así llamadas por la ilustre virgen de Asís y cofundadora Sta. Clara (12 de Agosto).
Finalmente, en 1221, estableció otra Orden, llamada «Orden Tercera de penitencia», a la que los Papas prodigan los más poderosos alientos y ricas gracias. S. Francisco envió discípulos suyos a Alemania, España, Francia, África; él mismo deseó ir a Palestina y a Marruecos sediento del martirio; mas estorboselo en el camino la divina Providencia.
El 4 de Octubre de 1226, dió su alma a Dios, diciendo: «Sacad Señor, mi alma de esta cárcel, para que vaya a cantar tus alabanzas» (Salmo 141).
¡Serafín de Asís! Ahora eres rico, y tu sayal reluce más que la púrpura de los reyes. Ruega por la Iglesia y sigue siendo una de sus más robustas columnas. Enséñanos el desprecio de todo lo terreno, que, al fin. todo ello vale harto menos que un alma.
Y, sin embargo, los hombres arriesgan alocados la suya, y aun la pierden a trueque de allegar un montoncito de polvo que reluce.  A ti te llamaron loco las gentes; pero ésta si que es locura, frente a la misteriosa y única cordura de la cruz y del entero desprendimiento.
Mira siempre con especial predilección por tu dilatadísima familia espiritual repartida en tus tres Órdenes, a fin de que se santifiquen y que den a Dios la debida gloria y a la Iglesia el espiritual provecho que de ellos espera.
______________________________________________
1. «Francisco, dice Dante, fué un verdadero Serafin por el amor que abrasó su alma; Domingo con sus luces ocupa las filas de los Querubines».  La. vida del primero alcanza de 1182 a 1226: la del segundo va. de 1170 a. 1221. Cuéntase que San Luis, rey de Francia, solía decir : Si yo pudiese dividirme en dos partes, daría. una mitad a Sto. Domingo y la otra a S. Francisco.
2. S. Francisco, después de haber restaurado la Iglesia. de Nra. Sra.. de los Ángeles, alcanzó del Papa la gracia de una indulgencia plenaria para todos los fieles que la visitasen el 2 de Agosto, aniversario que era de su consagración. Todas las iglesias parroquiales gozan desde hace unos años del mismo privilegio.
3. En 1264 los Franciscanos poseían 8.000 casas, creciendo su número en la Edad Media.  Actuaalmente las tres ramas de la Orden de S. Francisco cuentan 40.000 miembros en todo el mundo.  Han dado a la Iglesia 29 Santos, 60 beatos, 5 Papas y numerosos cardenales, obispos y doctores de la talla de S. Buenaventura., Alejandro de Ales, Rogerio Bacon y Dune Scot.
Fuente: MISAL DIARIO Y VISPERAL
Por Dom. Gaspar Lefebvre O.S.B.  De la Abadía de S. Andrés (Brujas, Bélgica) Traducción Castellana y Adaptación del Rdo. P. Germán Prado Monje Benedictino de Silos (España)  Páginas 1726 y 1727.
Fuente Primaria e Indispensable del Verdadero Espíritu Cristiano(Pío X).

viernes, 25 de septiembre de 2015

NOVENA A SAN FRANCISCO DE ASÍS, CONFESOR -Día 1ro.





Confesor – Fundador de las Órdenes Menores


Fiesta, el 4 de octubre.

San Francisco en meditación



n. 1181 en Asís, Italia
† 3 de Octubre de 1226 en la Porciúncula, Italia

Patrono de Asís, Italia; personas en trance de muerte; animales; familias; comerciantes; paz. Protector contra el fuego. Se lo invoca para no morir en soledad.



Per signum Crucis (†) de inimicis nostris(†) libera nos (†) Deus noster.
In Nomine (†) Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Dulcísimo Jesus, Redentor mío, a quien debiendo tantos beneficios he correspondido con muchos pecados; de estos me pesa de lo íntimo de mi corazón, por ser Tú tan bueno, mi Dios y mi Señor. Con tu gracia propongo no volver a ofenderte, apartándome de todas las ocasiones de pecar, y espero el perdón de todos ellos por tu Preciosísima Sangre.




ORACIÓN ANTE EL CRUCIFIJO DE SAN DAMIÁN, COMPUESTA POR EL SANTO

Para todos los días




¡Oh alto y glorioso Dios!, ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta, sentido y conocimiento, Señor, para que cumpla tu santo y veraz mandamiento.

Aquí se pide la gracia que se desea alcanzar en esta novena, si es para gloria de Dios y bien de las almas.


DÍA PRIMERO

Admirable Padre San Francisco, ángel de paz y heraldo del Rey de reyes, que con vuestras virtudes sois una de las mayores glorias de la Iglesia, obtenedme por vuestras llagas y por vuestras grandezas, las virtudes propias de mi estado y la gracia que os pido, si es la voluntad de Dios.

Pater noster, Ave María y Gloria Patri.



ORACIÓN FINAL
BENDICIÓN DE SAN FRANCISCO

El Señor te bendiga y te guarde (+) El Señor te muestre su rostro y tenga misericordia de ti (+) Vuelva el Señor su rostro hacia ti y te conceda la paz (+) El Señor bendiga (+) este su siervo.

(Con esta bendición acostumbraba el Santo Padre bendecir a todos, y con ella bendijo a Fray León, su compañero, molestado por las tentaciones, librándole de ellas. Se exhorta a todos a llevar consigo esta bendición, porque se sabe por experiencia que es maravillosísima contra los demonios, tentaciones, asechanzas de enemigos, tempestades, incendios, muertes repentinas, y contra otros males y peligros. El original de esta bendición, escrita de propia mano de N.S.P.S Francisco se conserva en la iglesia de La Porciúncula, Asís).




Tomado de:
https://radiocristiandad.wordpress.com/